Fisura anal

¿Qué es una fisura anal? ¿Qué síntomas tiene?

Una fisura anal es una pequeña rasgadura o corte en el revestimiento del ano, que puede causar dolor, picazón e incluso sangrado durante o después de las evacuaciones intestinales. Las fisuras anales son una afección común y pueden ser causadas por diversos factores, como el paso de heces duras, el estreñimiento, la diarrea crónica, el parto o la actividad sexual anal.

Los síntomas de las fisuras anales incluyen:

● Dolor intenso durante y después de las evacuaciones intestinales.

● Sangrado leve al limpiar después de una evacuación intestinal.

● Picazón en el área anal.

● Una protuberancia o protuberancias sensibles cerca del ano.

¿Cómo se trata una fisura anal?

El tratamiento de la fisura anal inicialmente es medico con una tasa de éxito elevada. Cuando falla el tratamiento médico se indica la cirugía.  El tratamiento de las fisuras anales generalmente se centra en aliviar los síntomas y permitir que el tejido afectado sane. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

◦ Cambios en el estilo de vida: Aumentar la ingesta de fibra, beber suficiente agua y hacer ejercicio regularmente puede ayudar a prevenir el estreñimiento y facilitar el paso de las heces. Evitar el uso excesivo de papel higiénico y limpiar suavemente el área anal también puede reducir la irritación.

◦ Remedios caseros: Tomar baños de asiento tibios y aplicar compresas frías en el área anal puede aliviar el dolor y la inflamación.

◦ Medicamentos: Se pueden recetar medicamentos tópicos como cremas con anestésicos locales (como lidocaína) para aliviar el dolor, o cremas con nitroglicerina o bloqueadores de los canales de calcio para relajar el esfínter anal y mejorar el flujo sanguíneo en la zona, lo que facilita la curación. También se pueden recetar ablandadores de heces o laxantes suaves para facilitar las evacuaciones intestinales.

◦ Cirugía: Si las fisuras anales no mejoran con el tratamiento conservador, se puede considerar la cirugía. La esfinterotomía lateral interna es un procedimiento quirúrgico en el que se realiza un pequeño corte en el esfínter anal interno para reducir la presión y permitir que la fisura sane. La esfinterotomia lateral interna es una técnica sencilla con una recuperación muy precoz.